CARTA DE PRESENTACION

CARTA DE PRESENTACION



Una vez hayas terminado de hacer el currículum, necesitarás redactar una carta de presentación dirigida al posible empleador. La función de esta carta es llamar su atención y marcar la diferencia con los demás aspirantes al puesto para conseguir una entrevista personal. Una carta de presentación tiene que ser muy profesional y estar redactada de forma clara, concisa y sin faltas de ortografía. Su contenido ha de ir dirigido a explicar porqué reúnes los requisitos del puesto, destacando y dirigiendo la atención del empleador o seleccionador de personal hacia las habilidades, capacidades y conocimientos que posees como candidato. Podemos hacer una carta de presentación como respuesta a una oferta que hayamos encontrado o para presentar nuestra autocandidatura por si en algún futuro pueden necesitar contratarte. En toda carta de presentación deben estar presentes las siguientes partes:
  • Encabezado: Donde pondrás a la izquierda los datos de la empresa a la que te diriges y a la derecha tus datos personales de contacto, aunque también puede invertirse este orden.
  • Saludo: Cada carta debe estar dirigida a la persona con la que te interesa hablar, es decir, aquella que puede contratarte. Puedes intentar dirigirte directamente a la persona para la cual vas a trabajar si te dan el puesto. Habla con la empresa para asegurarte de que tienes el nombre correcto, y escríbelo correctamente.
  • Introducción: La introducción tiene que apelar al lector. Las cartas de presentación son cartas para “venderte”, están hechas para llamar la atención de la persona que puede contratarte. Preséntate y explica el objetivo de la carta: porqué te interesa la empresa a la que escribes, el sector y el puesto en particular. Si conoces bien la compañía a la que optas, utilízalo. Menciona proyectos que se están desarrollando, galardones recientes o comentarios favorables que se hayan publicado recientemente sobre ella. Si estás respondiendo a un anuncio de una oferta de empleo, es este el lugar para mencionarlo.
  • Cuerpo: Esta es la parte que tienes que aprovechar para “venderte” bien, para mostrar a la empresa,qué es lo que tienes que ofrecer y porque necesitan contratarte. Así, explica aquí qué es lo puedes aportar (logros, experiencia), qué habilidades y capacidades tienes y podrás utilizar para desarrollar las funciones del puesto.
  • Cierre: Al final de la carta, pide una entrevista. Se creativo, no uses el tópico “espero su llamada”. Menciona que puedes llamar para concertar una cita o reunión, no una entrevista. Propón. Termina con algún cumplido estándar pero cercano, seguido de tu firma. También puedes incluir tu número de teléfono bajo la firma, a modo de recordatorio.
Estos son consejos prácticos para ayudarte:
  • Usa un lenguaje claro y conciso. Siempre es mejor poner frases cortas y sencillas y evitar las frases rebuscadas.
  • Redacta párrafos cortos y separados y utiliza verbos de acción.
  • Emplea un tono cordial y respetuoso. No tutees a alguien que no conoces.
  • Sé positivo, deja que tu optimismo se entrevea en tus palabras, pero evita usar un tono demasiado efusivo y coloquial.
  • Evita dar lástima, porque una empresa no es una ONG que se dedique a la caridad.
  • Describe tus aptitudes, tus habilidades y logros sin pedantería.
  • No repitas lo que ya aparece en el currículum, sino remarca lo que consideres más destacable.
  • No seas retórico.